23 de abril de 2008

La papa

3 comentarios:

Señorita Angelita dijo...

La papa caliente quema
la mano heroica que la atrapa.

No le importará
quemarse el paladar,
la lengua, la garganta,
el esófago, el estómago,
los intestinos y hasta el culo
si es necesario
para comérsela toda,
hasta que no quede más nada de papa.

La papa, no podrá saciar
esa voracidad.

diana dijo...

Sos una papa caliente sin papá? A muchos no les gusta la papa, a todos nos gusta tener un papá.
A devorar.

Angelita dijo...

Una papa sin papás.
ja