19 de noviembre de 2011

Daniela

Sueño que estoy con mis dos hijos en un lugar abierto, donde hay muchos amigos queridos. En un momento pierdo de vista a los chicos y doy voz de alarma. Hay una reacción instantánea y en seguida aparecen, primero el mayor y después el menor. Todos sonríen y se quedan tranquilos, sigue la fiesta, pero la nena no aparece por ningún lado. Busco a la nena. Es chiquita, igual al más chico pero mujer, idéntica a él, como su hermana melliza (claro que, fuera del sueño, mis hijos no tienen ninguna hermana melliza). Pregunto a todos y a cada uno de mis amigos si no vieron a “Daniela”. Me enoja que nadie la haya visto, que nadie pueda ayudar.

Me despierto y la nena, que en el sueño se pierde, me acompaña durante todo el día.

Angelita 1977

4 comentarios:

D.Laurencich dijo...

uf...pesadilla con final feliz! festejemos que Daniela está en vos!

Juan Carlos Ortega dijo...

Me gustó mucho, especialmente el final.

Una sonrisa.

perez dijo...

¿La influencia de Víctor Heredia en tu inconsciente?

elinfierno dijo...

muy lindo, la sigo leyendo