6 de noviembre de 2010

Concubinas

"...Algunos periodistas que trabajaron con èl en Noticias, Juan Gelman y Horacio Verbitsky entre ellos, aseguran que enviarlo a Mendoza fue parte de la sanciòn que le aplicaron por haber comenzado una relaciòn con Alicia Raboy -nombre de guerra: Lucìa- mientras convivìa con Lili Mazzaferro. Una excusa hilvanada en la moralina del hombre nuevo que alumbrarìa la revoluciòn: el motivo profundo fue el fastidio que intelectuales como Urondo causaban en la dirigencia montonera, proclive a gente menos cuestionadora.
   ¿Por què era mas matrimonio el concubinato de Urondo con Mazzaferro que el que tendrìa con Raboy?¿Còmo se establecìa el adulterio: meses de relaciòn, residencia estable con mesa y cama? Los moralizadores ganaron a los liberales al mentar el artìculo 16 del Còdigo Montonero, que penaba con degradaciòn y arresto la infidelidad conyugal'. Lo sacaron del diario. Le quitaron el grado. Luego lo enviarìan a Mendoza..."












Transcripciòn de un fragmento del capìtulo 2 "El poeta de la revoluciòn" del libro Noticias de los Montoneros de Gabriela Esquivada. Ed. Sudamericana, 2009.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hablar de adulterio y/o concubinato es toda una antigüedad.Muestra valores de hace más de 30 años en los que lamentablemente los grupos "revolucionarios" no fueron innovadores. Al contrario, fueron conservadores. Todavía no existía el divorcio y tanto Urondo como Alicia se habían casado legalmente con otra persona y luego separado de hecho de esas parejas. Muchas parejas (no-militantes) vivieron de ese modo hasta que salió el divorcio.La actitud de Lili Mazzaferro amerita una autocrítica ya que no tiene nada de revolucionaria, pero sí de señora gorda, de su casa y de su maridito.
Andrea

danixa dijo...

cuando me enteré de esa "norma" de los montoneros, se me cayó encima un pedazo de historia, se me hicieron iguales los diferentes, se me ajaron ideales. Mierda! pensé, como tantos otros que no se animan pero sí lo piensan, la orga la tenía más que pensada...casi como una religión.
Y no estoy hablando de los que como tu padre luchaban hasta morir por la "orga" y sus ideales, no estoy hablando de los jefes que escaparon como ratas, mandando al frente a tantos pendejos que no sabían que casarse era obligatorio para hacer más prole...sabiendo que esos bebés y esos pendejos iban a quedar guachos.
Puede sonar facho, no me importa, pero me da una bronca mi otrora querido Firme-nichT!

Sra. Angelita dijo...

Ella muriò hace tiempo. Es tarde para crìticas o autocrìticas. Son los hechos nomàs.

Claro, que Firmenich està vivo y a tiempo de hacer una autocrìtica profunda u ofrecer un GRAN pedido de disculpas.

Anónimo dijo...

¿y de dónde sacaste que a firmench se le ocurrió esa norma y que decidió aplicársela a urondo? me parece que que tenés los antecedentes del asunto bastante lejos de la realidad
pero si a vos te sirven así las cosas

Sra. Angelita dijo...

De los testionios de sus compañeros Walsh, Verbitsky, Bonasso, Gelman y de la versiòn relatada por mi propio hermano, se desprende la versiòn de que La Conducciòn Nacional de Montoneros envìa a mi padrea a Mendoza y solamente nombro la figura de la C.N., en la entrada asique haga el favor de leer correctamente antes de venir a hacer su vomitadita de ignorancia)

Por mi parte, estoy en proceso de reconstrucciòn de mi historia y todo lo que lo que publico al respecto en este Blog, està documentado.

Cualquier informaciòn que Sr. Anònimo quisiera aportar serìa bienvenida, pero età claro que no hay ninguna voluntad de sumar verdad de su parte.